jueves, 15 de noviembre de 2007

Cartas de odio.

_
Esto es una rayada que escribí hace ya casi un añito, pero al parecer le ha gustado a bastante gente así que he decidido colgarla por aquí.

________

Hay días que te odio tan sólo porque no me miras.
Y odio cada parte de tu cuerpo que no puedo acariciar.

Hay días que detesto cada palabra que no dices.
Y cada palabra que dices si no es para mí.

Y es que a veces te odio entero porque no me oyes.
Porque no te enteras de que estoy aquí, odiándote.
Gritando sin que me escuches.

Y odio lo que haces. Y lo que tocas.
Y hasta el aire que respiras.
Y no soporto no ser yo tu tarea.
Ni que no sea en mi mejilla tu caricia.

Hay veces que te odio porque te quiero.
Porque me veo sola con tanto sentimiento.

Odio todo aquello que te saca de mi cama.

Y me odio, también, por odiarte.
Porque te amo hasta tal punto que el odio se me atraganta.
Escapa por entre mis ojos cerrados.

Y es que hay días que ni el odio es suficiente,
porque el amor, de tan grande, me lo tapa.


1 comentario:

Yokeem Eshgard dijo...

Esto más que antigüedad merece llevar la etiqueta de Perla. Tan intenso que a veces hace daño leerlo.

¡Mius!