lunes, 26 de enero de 2009

Hay días que me deberían prohibir acercarme a un teclado.

_
Vivimos en un mundo de cobardes.
De “culpables hasta que se demuestre lo contrario”.
De traidores.

De “aprovecho la coyuntura”. De víctimas y victimistas.
De verdugos.

Vivimos en un mundo que no ama. Áspero y frágil como sábanas viejas.

Hay veces que me parece que todo es gris,
que las sillas se clavan,
que sólo nos quieren aquellos que no tienen a nadie mejor.

Mi espalda se tuerce y me pesa el calendario.
La vista se nubla y vuelvo a enfermar.

Los primigenios despiertan.

Y es que estoy hasta los huevos.

De la gente que se ‘mola tanto’ que necesitan que los demás se lo recuerden todo el rato, no vaya a ser que se les olvide.

De los colegas péndulo (ahora estoy - ahora no estoy).

De los aprovechados.

De los que creen que el roce, en vez del cariño, da el derecho a hacer más daño, porque “Venga, que soy yo”.

De los que se van sin decir ni adiós. Y luego pasan meses llamando a tu puerta.

Brindo por los que están y no duelen. Por los que me quieren a pesar de mí misma. Por la nueva gente que está en mi vida y promete (quién sabe, pero prometen).

Brindo por mí, qué cojones, que ya son demasiadas ostias seguidas y me merezco un descanso, aunque sepa que en el fondo no soy tan buena como me gusta aparentar.

Hoy no me queda ni inspiración, ni dinero, ni fuerzas.
_


_

3 comentarios:

Roberto, Teodrak dijo...

Bueno, sea para mejor o para peor... lo del dinero es solucionable.

Un saludo.

Andr3a dijo...

Tristemente en el fondo todos somos un poco cabrones, lo que nos diferencia es que algunos sabemos con quien no serlo :)
Yo también odio...y mucho, asi ke como comprenderás me encanta ver estos textos ^___^

Un aplauso y muchos besiñosss
:******************

Yokeem Eshgard dijo...

La esperanza propia es la de aquellos a los que quieres.

Ultimamente comparto el sentimiento, pero me niego a aceptarlo demasiado. ¿Qué vamos a hacer cuando caiga la pluma y la espada sea más fuerte?

Recuerda que al fin y al cabo son días, meses, rachas. Que nosotros somos los mismos a pesar de lo vivido y los demás. Que hay días en los que esquivando el gris, salen cosas así...

http://encefalogramasplanos.blogspot.com/2007/04/despierta.html