martes, 11 de diciembre de 2007

Just so tired of being me.


El escorpión quería cruzar el río, así que le pidió a la rana que lo cargara a su espalda para así llegar juntos a la otra orilla.
La rana le dijo; "No puedo hacerlo, me picarás y me matarás", pero el escorpión le aseguró que no lo haría, así que la rana cargó con él y comenzó a nadar hacia el otro lado. A mitad del río el escorpión picó a la rana. Cuando se estaban hundiendo, la rana le miró y dijo: “¿Por qué lo has hecho? Ahora moriremos los dos.” Y el escorpión miró estupefacto a la rana y le contestó: "No he podido evitarlo, soy un escorpión”.
_________

Todo la gente que conozco saca siempre la misma conclusión de esta fábula. He buscado por internet, en blogs (hay que ver la de gente que cuenta esta fábula desde que salió en CSI...) y todos vienen a contarme lo mismo. Y es que es sencillo, la naturaleza del escorpión, aunque no justifica sus actos, sí los explica. Las pobres ranas siempre confían que esos animales se comporten correctamente por una vez. Y ahí es donde está el fallo, un escorpión siempre será eso. Aunque quizás, confiar en la bondad de los demás también sea la naturaleza de las ranas.

Y yo creo que no estoy de acuerdo.
A mí me da pena el escorpión.

_

5 comentarios:

Meltar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Meltar dijo...

El escorpión quería cruzar el río, así que le pidió a la rana que lo cargara a su espalda para así llegar juntos a la otra orilla. La rana le dijo; "No puedo hacerlo, me picarás y me matarás", pero el escorpión le aseguró que no lo haría, así que la rana cargó con él y comenzó a nadar hacia el otro lado. A mitad del río el escorpión picó a la rana. Cuando se estaban hundiendo, la rana le miró y dijo: “¿Por qué lo has hecho? Ahora moriremos los dos.” Y el escorpión miró estupefacto a la rana y le contestó:

"Porque, ranita, yo sé nadar”.

Aún no me he encontrado un escorpión que no sepa cubrirse las espaldas.

Inagotable dijo...

¿Te da pena porque es víctima de su naturaleza?

Cassie dijo...

¡Sí! Eres el primero que entiende lo que quería decir.^^

A veces por mucho que nos sintamos mal hacemos daño a otras personas. No podemos evitarlo. Y entonces nos hundimos también con ellos. Está claro que no podemos justificar todas las cosas malas que hacemos así, pero hay veces que yo misma me descubro escorpión. Y no me gusta nada.

Inagotable dijo...

Entonces por lo que dices puedo suponer que eres buena persona, porque los que no tienen escrúpulos no paran a cuestionarse, ni a sentirse mal cuando hacen daño a alguien "sin querer".

Y en mi caso...bueno, es complicado y este es tu blog :P :) .