martes, 29 de abril de 2008

Fuck me in my own way.

__

Hoy me he levantado con ganas de fusta y ligueros de colores. Con ganas de visitar Tailandia.

Me gusta cuando descubro todos mis defectos y aún así me quiero. Me siento fuerte.

No te confundas, no se trata de la misma mierda autocompasiva de siempre. Soy como quiero ser, y eso me basta.

No quiero decir que no hayan llovido ostias. Ya lo sé. Pero ya no tengo que ocultarme detrás de sonrisas forzadas y declaraciones de odio. El resultado pincha a veces, pero es estable.

Ahora puedo asomarme a algunos corazones sin temblar. E incluso a veces siento lástima.

Si no me hubiera hecho a mí misma,
me hubiera caído a pedazos,
No quiero dejarles moldearme,
Es mas de lo que podria soportar
Así no seré de papel maché


1 comentario:

Velya dijo...

Hasta la fortaleza más inestructible tiene puntos débiles.

No sólo es sentirse fuerte, sino saber defender la sensación...